domingo, 26 de febrero de 2017 I Buenos Aires, Argentina
Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Cultura
Una historia muy pequeña
12.02.2017 |
Por Gustavo García

Amores enanos
Por Federico Jeanmaire
Anagrama. 184 páginas.

Hay historias ocurrentes mal narradas, y temas aburridos a los que los salva la calidad de una pluma inspirada. El que logra unir los dos polos positivos termina por crear, si no una obra maestra, al menos una pieza literaria que valga la pena ser leída.

Esta vez Federico Jeanmaire se queda a mitad de camino. Amores enanos, finalista del premio Herralde de novela, es el relato en primera persona de un corazón despechado, montado sobre un escenario inverosímil, de trama por momentos forzada.

Milagro y Perico, los protagonistas, son dos enanos que hartos de la vida del circo y el maltrato de la sociedad deciden probar suerte en otro tipo de actividades, con singular fortuna. A partir de este golpe de buena suerte el destino de ambos cambiará para siempre, dando un giro inesperado.

El autor se atreve a romper con lo políticamente correcto. Se mofa de los enanos, de la problemática de lo que él llama "los hombres y mujeres bajas", dentro de un pacto de lectura que le permite tomarse ciertas licencias sin incurrir en la falta de respeto, el agravio o la discriminación.

Juega, por momento, con el absurdo. Pero su efecto es relativo. Jeanmaire, que ha sabido utilizar con éxito el humor en anteriores libros, como en Más liviano que el aire, esta vez falla en el intento. No termina de hacer pie, como si pese al esfuerzo le costara encontrar el tono para que la historia no desbarranque por el lado del ridículo.

Lo salva su prosa de escritor pulido en la materia y una estructura de capítulos cortos que termina por darle intensidad y ritmo al relato. La vida de los enanos ha cambiado súbitamente, son exitosos streappers en un local nocturno y dueños de un barrio cerrado para personas como ellos, ubicado a las afueras de Miramar.

Pero el amor les ha tendido una trampa. El desarrollo del argumento permite advertir lo que ocurrirá luego, anticipar sino el desenlace de la novela al menos los giros que tendrá, su derrotero. Esto, sin embargo, no impide que el lector sienta el impulso de avanzar sobre las páginas hasta ese final un tanto predecible. La aventura de Milagro y Perico, su particular historia, lleva en el origen mismo de su bonanza la semilla de su propia destrucción.

 

Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Ranking de notas
 Por sección Todas las secciones Comentadas Recomendadas