martes, 29 de julio de 2014 I Buenos Aires, Argentina
Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
Actualidad
En el país, se calcula que 4.400.000 personas viven con diabetes pero el 50 por ciento no lo sabe
Ley de diabetes, sin regulación
07.04.2014 | A más de 4 meses de la sanción de la modificación de la ley de diabetes (23.753) su regulación aún permanece siendo una incógnita para los millones de argentinos que esperan mejorar su calidad de vida.
Por Mariana Badeni

"Desde los primeros d¡as de diciembre del a¤o pasado hasta hoy hemos pasado de tener un dialogo fluido con el Ministerio de Salud de la Nación a tener un silencio perpetuo. Incluso les hemos mandado una carta documento intimando por la reglamentación de la ley y tampoco hemos recibido una respuesta o llamado'', resaltó a La Prensa Christian Gali, secretario y asesor legal de la Federación Argentina de Diabetes (FAD), sobre la falta de reglamentación de la nueva norma que apunta a un abordaje más integral de la enfermedad.

Entre sus ítems más destacados, la nueva norma establece que la cobertura de los medicamentos y reactivos de diagnóstico para autocontrol sea del 100% y en las cantidades necesarias según prescripción médica, que el Ministerio de Salud determine normas de provisión de fármacos e insumos (hipoglucemiantes, lapiceras para insulina, bombas de infusión, digitopunzores, entre otros) y que estas sean actualizadas cada dos años para incorporar los avances en la materia.

El proyecto establece, además, que el Estado debe llevar el control estadístico y prestar  colaboración cientí
fica y técnica a las autoridades sanitarias de todo el pa¡s, a fin de coordinar la planificación de acciones. Sin embargo, la falta de un dialogo fluido entre organismos no gubernamentales que nuclea a los pacientes con diabetes y los funcionarios a cargo de la regulación, crea un obst culo inflanqueable para seguir avanzando en la mejora de la calidad de vida de millones de argentinos.


"Al ver que no hay ninguna intención con respecto a avanzar con la regulación, a simple vista, es un incumplimiento del deber de funcionario publico lo cual es una medida grave. Luego tenemos accesoriamente el abandono de persona, la violación de los tratados internacionales que tiene jerarquía constitucional y que hablan del derecho a la salud porque el beneficio de la ley es mejorar la calidad de vida de la persona con diabetes'', explicó el asesor legal de la FAD.

En tanto, la falta de regulación ha provocado que el 80 por ciento de las obras sociales del país no hayan aplicado la nueva norma. "Hay obras sociales que han acatado la reforma de la ley. Pero la mayoría no lo hizo y la respuesta que nos dan es que ellos no la van a cumplir porque la ley no está reglamentada. Además, cuando se consulta a la Superintendencia de Salud también contestan que ellos no pueden intervenir como autoridad por el mismo motivo'', destacó Gali.

RASGOS DE UN PROBLEMA
La enfermedad de diabetes cuenta con tres tipos de manifestaciones. El tipo I, que afecta a niños, adolescentes o jóvenes de manera abrupta requiere un tratamiento con insulina; el tipo II, tiene que ver con los hábitos alimenticios y está  influenciada por factores genéticos y ambientales y que necesita de costosas pastillas para sobrellevarla; y el de tipo III, que es la gestacional, afecta a las mujeres durante el embarazo y suele desaparecer al momento de dar a luz, aunque la paciente tiene grandes posibilidades de volver a enfermarse.

Según los especialista de la salud, la diabetes es la tercera causa de muerte en el país, por lo que es sumamente importante la detección precoz para retrasarla e incluso evitarla, si se interviene lo suficientemente temprano.

En una encuesta realizada en 2011 por el Ministerio de Salud de la Nación en la Argentina existe un 10 por ciento de la población con diabetes, es decir, "estamos hablando de 4.400.000 de personas con diabetes y lo peor de todo eso es que el 50 por ciento no lo sabe'', explicó Cali. 

En tanto, según estimaciones de la Federaci¢n Internacional de Diabetes, para el 2025 habrán en el mundo 380 millones de casos. Sin embargo, la cifra pareciera quedarse corta si se tiene en cuenta que al d¡a de hoy ya hay 371 millones. Esta descripci¢n tambi‚n es compartida por la Organización Mundial de la Salud (O.M.S.).

Pero detrás de cualquier cifra que se pueda dar, está  el testimonio de personas con diabetes que han tenido que vivir con la enfermedad desde que se les detectó la insuficiencia de glucosa en su sangre.
Desde los 13 años, Juan Manuel Fernández convive con la diabetes. Hoy con 41 años ha recorrido un largo trayecto lidiando con las dificultades que deben soportar cualquier diabético en el país.

"La Diabetes es una enfermedad crónica cuyas secuelas a largo plazo son nefastas: ceguera, insuficiencia renal, problemas cardíacos, amputaciones, etc. Además, los elementos para su correcto cuidado en Argentina son prohibitivamente caros (medicamentos y elementos reactivos). La ley anterior fue una gran ayuda a la comunidad diab‚tica, ayudó a mejorar la calidad de vida de los diabéticos de forma significativa. Desconozco la razón por la cual aún no han regulado la actual, pero también sería de gran ayuda'', destacó Fernández, que hoy esta casado y tiene dos hijos.

Con respecto al abordaje m s integral de la enfermedad concebida en la nueva ley, el empleado explicó que "En los años 90 fui víctima de discriminación laboral por ser Diabético. Había pasado todas las entrevistas para ingresar a una conocida empresa de telecomunicaciones en el país y no me dieron el puesto cuando el médico laboral observó que era Diabéico. Espero que esto cambie con la nueva ley''.

En tanto, Silvia Dipaola es una docente de 52 años y desde hace 13 años convive con la diabetes. Como a tantos otros pacientes, la necesidad de obtener la cantidad necesaria de medicamentos e insumos para aplicarse por d¡a dificultó el desarrollo de sus tareas diarias.

``No es solamente el tema de la medicaci¢n, la enfermedad requiere hacer ejercicios, hacer una dieta sana. Todo ello implica dinero y para tenerlo hay que trabajar mucho, los productos a consumir siempre son m s caros que los comunes hablo de primeras marcas, de productos light y todo ello cuesta m s. Contrariamente a lo que alguna vez se dijo no somos de alto poder adquisitivo, necesitamos de mayores ingresos y la verdad es que soy docente en ambos turnos y con todo el trabajo que esto implica m s todo lo que uno se trae a casa no alcanzan los tiempos para los ejercicios o ir al gimnasio y mucho menos para comprar hoy en d¡a todos los productos que los m‚dicos recomiendan'', destacó la docente.

EDUCACION
Por su parte, desde hace siete a¤os Cinthya De Turris acompa¤a a su hijo Agustín, hoy de 15 años, en su tratamiento contra la diabetes. "Fue un golpe muy duro enterarnos. Con el tiempo aprendimos a convivir con ella, pero los primeros a¤os fueron los peores. Fue muy problem tico y burocrático, incluso hoy lo sigue siendo. Mucho papelería para presentar para poder obtener las ayudas correspondientes. Mucho tiempo para aprobar y autorizar'', se lamentó De Turris.

En tanto, entre los puntos relevantes de la nueva norma se incluye uno en que se fomenta la educación dentro de las escuelas para concientizar sobre la diabetes y las principales causas que la originan. La iniciativa no pasa desapercibida en un momento en que los estudios científicos detectan que cada vez hay más menores con diabetes debido al tipo de alimentación y la falta de actividad física.

"Creo que es perfecto que se haya propuesto la educación sobre los distintos tipos de diabetes en la escuela. Todos los causales de la Diabetes tipo dos se pueden prevenir. Si la introducci¢n a nivel escolar de estos temas generase mayor conciencia entonces bienvenido sea'', enfatizó Fern ndez.

La misma visión compartió De Turris al destacar que "Sería más llevadera, porque no creo que sea fácil, la enfermedad si todos tomarámos conciencia de lo que significa padecerla, y lo peligrosa que puede ser si uno no se cuida".

Enviar comentario Recomendar Imprimir Ampliar tamaño Reducir tamaño
 1 Comentarios de lectores

1 | benedicto bartolomeo
07.04.2014
18:10 hs.
LAS OBRAS SOCIALES Y LAS PREPAGAS
estan deseperadas, quieren aportar algo , aunque no sea mucho Y DESPUES QUEDE TODO EN MANOS DE LOS LABORATORIOS, ASI NO PASAN LA MAQUINITA CERO Y NOS DEJAN BIEN PELADOS JAJAJAJAJA

Ranking de notas
 Por sección Todas las secciones Comentadas Recomendadas
Ley de diabetes, sin regulación